La enfermedad es una desgracia y un examen

Autor: Dr. Soner Duman

Traductor: Bera Hashim

 

La enfermedad es una desgracia y un examen.

 El creyente ve su alma como una confianza de Dios para él, y siempre le pide a Dios salud y bienestar, y hace todo lo posible para mantener su salud y mantenerse a sí mismo sano y salvo, y trata de restaurar su salud si se enferma.

Ahora escuchamos las advertencias sobre el Corona virus, por lo que pasamos nuestros días en nuestros hogares lo mejor que podemos ¿Podemos transformar estos días que pasamos en nuestros hogares en una bendición?

Un creyente consciente es aquel que puede transformar todo lo que encuentra en bien. El Profeta, que las oraciones y la paz de Dios sean con él, nos dijo:

(¡Es impresionante la situación del creyente! Todas sus situaciones son buenas para él, y eso no es para nadie excepto para el creyente, si le ocurre una gracia agradece y es recompensado y se le ocurre una desgracia aguanta y lo acepta y es recompensado por ello.

Podemos convertir los días de Corona en grandes días cargados de bendición si hacemos estas cosas que mencionamos a continuación.

1. Culparnos para entender por qué estamos privados de las  adoraciones en las mezquitas:

Los días de Corona causaron la prohibición de la circunvalación alrededor de la Kaaba durante días, y esto es algo que rara vez hemos visto en la historia islámica. Se prohibió la Umrah, y el Hayy puede estar prohibido este año. Las cinco oraciones diarias y las oraciones de los viernes en las mezquitas no estaban permitidas en congregación. Tal vez la oración del Tarawih y recitación del Sagrado Corán estará prohibida en las mezquitas durante el bendito mes de Ramadán.

El Islam se preocupa por la vida del hombre y la preservación de su salud. Los países islámicos generalmente y Turquía especialmente tomaron las precauciones necesarias e importantes contra el corona. Este es un lado propio para cuidar la salud exterior de nuestros cuerpos, pero también hay un lado moral.

En el ámbito moral, recordamos que agradecer las  gracias aumenta la gracia, y el desagradecimiento  de ellas las invalida, ¿entonces contemplemos y pensemos juntos
¿dónde hemos pecado? ¿Dónde fallamos al realizar estos actos de adoración hasta que fuimos privados de todos ellos? La respuesta, tal vez, es que hemos hecho de la Kaaba y otros lugares sagrados solo meros lugares, o dejamos nuestras mezquitas a nuestros tíos y abuelos que consideramos ancianos, o pensamos en la oración de Tarawih como algo pesado que deseamos  que termine rápidamente para regresar a nuestros hogares.

Es hora de pensar en todas estas cosas, así que rogamos a Dios que nos devuelva estas bendiciones.

 

2. Para darse cuenta de por qué vinimos a este mundo?

 

En los últimos días, nos quejamos de que nos hemos convertido en personas materialistas, que hemos olvidado la muerte. Nos gustan mucho las cosas materiales.

El virus Corona nos mostró que la muerte está muy cerca de nosotros. Esperamos despertar y despertar después de ver las noticias que hablan sobre la muerte de cientos de personas a causa de Corona, por lo que nos damos cuenta de que el mundo no es una casa de permanencia y no vinimos a disfrutarlo solo, sino que estamos por un examen.

 

3. Comprender la importancia de nuestro hogar y nuestra familia.

 

Muchos de nosotros hemos descuidado a nuestra familia debido a la gran cantidad de nuestro negocio u otras razones. La  Vida social y las redes sociales han cortado la conexión entre nosotros y nuestra familia, y nos han hecho ver nuestros hogares como simples paredes.

 Quizás entendemos la importancia de la familia después de que nos quedemos en nuestras casas debido al virus Corona

Mejoramos nuestra relación con nuestra gente, nos escuchamos y nos escuchamos y nos volvemos a escuchar.

 

4. Comprender la importancia y el valor de la salud.

 

El Profeta, que Dios lo bendiga y le conceda paz, nos dice:

(Dos bendiciones son desaprovechadas por muchas personas;  la salud y el tiempo libre)

Tal vez los días de Corona nos hacen comprender el valor de la salud y tomar las precauciones necesarias contra este virus para preservar nuestra salud.

De este modo nos damos cuenta de por qué los libros de jurisprudencia comienzan con las secciónes de “la pureza” y por qué Dios Todopoderoso nos ordena realizar abluciones antes de las cinco oraciones diarias, y por qué nos ordenó purificar nuestro cuerpo, nuestra ropa y los lugares de culto en los que le adoramos.

 Por lo tanto, entendemos que todo esto no es una carga para nosotros, sino que es una gracia de Dios para nosotros.

 

5. Hacernos responsables

 

Este es un período en el que todas las personas del mundo sienten que se acerca la muerte, el musulmán debe preguntarse: si hubiera muerto ahora, ¿sería inocente y puro ante mi Señor, el Más Majestuoso?

Debemos volver a nosotros mismos y a nuestro mundo interior en estos días, cuando nuestra relación con el mundo exterior se ha debilitado, reconsideramos la forma en que vivimos, y reflexionamos sobre nuestros deberes ante nuestro creador y ante su creación.

Le pedimos a Dios que nos salve de esta difícil situación en la que nos encontramos y que haga de lo que vivimos un ejemplo para nosotros!

Yeni yorum ekle

Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.